El giro postal

Thursday, October 05, 2006

Como empezó una guerra

Hola,
Ayer jueves 5 de octubre, fui al Correo Central a cobrar un giro postal que me envió un alumno de Rosario. Primero les presento el giro:


La cosa es que no me lo quisieron pagar.

Mañana viernes voy de nuevo, y veré que onda.

Por ahora mandé esta queja a traves de la web, y veremos que onda.

Pueden leerla, y allí comprenderán mi calvario...

Un abrazo,

Gustavo Osvaldo

Sres. Del Correo Argentino:
De mi mayor gusto:

En el día de la fecha –jueves 5 de octubre- alrededor de las 19hs. fui al Correo Central a cobrar un giro postal que me envió un alumno desde Rosario.
No quisieron pagármelo, porque en el giro no se consignaba mi segundo nombre. Sólo decía “Gustavo Fuentes”, cuando mi nombre completo es “Gustavo Osvaldo Fuentes”. Después de un breve intercambio de palabras con la empleada que me atendió y me revisó el documento, me dirigí a pedir explicaciones al supervisor de turno, con el que tuve una interesante discusión.
El supervisor me confirmó primero que hay una norma del correo donde se exige que los giros postales sean enviados con los nombres completos del destinatario, aunque no se pide el número de documento del mismo. Al momento de pedirle una explicación de la norma, me explicó (de muy mal modo) que si viene con mi primer nombre solo, lo puede cobrar cualquiera que tenga mi mismo nombre y apellido, en cambio si el giro es con mi segundo nombre, las probabilidades de que haya otra persona con los mismos dos nombres es más difícil. Nuestra conversación terminó cuando le dije que eso era una estupidez mayúscula, y me mandó a que llame a mi alumno de Rosario y le diga que vuelva al correo y haga una corrección del giro enviado hace dos días, consignando que no es para CUALQUIER “Gustavo Fuentes”, sino para “el Gustavo Fuentes cuyo segundo nombre es Osvaldo”.

Antes de volver mañana o el lunes al correo a cobrar mi “giro corregido por mi alumno rosarino”, les quiero explicar un par de cosas.

La primera, es que si aceptan que se envíe un giro postal a una persona sin necesidad de consignar su numero de documento, ya están aceptando que el sistema es “a la que te criaste”. Esto significa que si una persona le envía un giro a “Juan Pérez” de Capital, sin aclarar el número de documento (el cual el sistema NO PERMITE consignar) se lo está mandando a cualquier Juan Pérez que viva en Capital, que por supuesto son muchísimos, digamos por dar una cifra, 1000. Es decir, hay 1000 Juan Pérez que están en posibilidad de cobrar ese giro. Si el Juan Pérez al cual va realmente dirigido el giro, se llama Juan Carlos, al agregar en el giro ese segundo nombre (“Carlos”), lo que se está logrando es que sea UN POCO más exacto, ya que de los mil Juan Pérez de Capital sólo 400 son Juan Carlos Pérez, el resto son Juan Gabriel o Juan Marcos.
¿Que clase de norma burocrática es esta que de una situación “irregular” como es mandar un giro que lo puede cobrar 1000 personas, pasamos a una situación “un poco menos irregular” donde lo pueden cobrar solamente 400?
En mi caso particular: si el giro que me mandaron sin mi segundo nombre lo puede cobrar cualquier Gustavo Fuentes, ¿acaso con mi segundo nombre no lo pude cobrar cualquier “Gustavo Osvaldo Fuentes”? Si la respuesta es “ah, pero con los dos nombres son menos” pregunto: y? en qué cambia??.

Además, en cualquier banco se puede cobrar un cheque donde sólo se aclare el primer nombre de uno y el apellido. Al cobrarlo hay que presentar documento (donde ese primer nombre coincida), y hay que FIRMARLO al dorso para cobrarlo, es decir que el “Juan Pérez” que lo cobra se hace responsable con su firma y su numero de DNI. Para cobrar el giro hay que hacer el mismo trámite. Endosarlo y firmarlo, presentando el DNI previamente. ¿Cuál es la razón de que esté el segundo nombre????

Ahora busco esa famosa norma en la web del Correo Argentino y sólo encuentro en “preguntas frecuentes” lo siguiente:
“¿Qué debo hacer para enviar un giro?Se debe completar un formulario con el nombre y apellido completos del destinatario (no se aceptarán abreviaturas, como así tampoco invertir los nombres), domicilio del beneficiario, código postal y monto a enviar.”

Dice “con el nombre y apellido completos...”, no dice nombres, dice nombre. Y además aclara “Sin abreviaturas”. De esto yo entiendo que no me puede mandar un giro consignando “G. Fuentes”, sino mi nombre completo. Pero la norma no dice “Nombres y apellido completo”, sino “Nombre...”.
¿Será acaso que yo entiendo bien y el que entendió mal fue el supervisor que estaba trabajando hoy jueves 5 de octubre a las 19 hs, en la caja 6 del Correo Central??? Quiero pensar que no, que la norma está escrita en forma un tanto difusa, y que el que entiende mal soy yo.

Bueno, final.
Entiendan que con estos asuntos lo único que logran es MOLESTAR al usuario. No exijan cosas a medias, no nos traten como si fuéramos imbéciles. Toda mi generación es hija de la burocracia, y todos sabemos que si no hay consignado un numero de documento, el asunto es “mas o menos”. Me exigen que el giro que me mandan tenga mi segundo nombre (que creo que mi novia no lo sabe) pero no me exigen que tenga mi número de DNI. Un aplauso para la nueva burocracia!!!!!!!!!!

Les mando un abrazo,
Gustavo OSVALDO Fuentes

PD1: En mi discusión con el “supervisor”, le comenté que yo ya había cobrado varios giros en el Correo central sin mi segundo nombre. Ante esto me respondió “bueno, buscá el cajero que te los pagó, y preguntale si te paga éste, yo dudo mucho que lo haga”. Acabo de revisar mails viejos y descubrí que ya he cobrado giros en el Correo Central durante este año (incluido uno de mi alumno de Rosario), consignando sólo mi nombre sin el Osvaldo. El supervisor me parece un fresco.

PD2: Cuando le expliqué al supervisor que hace años no uso mi segundo nombre, me dijo: “Bueno, vas a tener que acostumbrarte a usarlo si querés trabajar con el Correo Argentino. Si no podés elegir otra empresa”. ¿¿Esa es forma de expresarse de un supervisor hacia un cliente??.